Coplas e historia… el tiempo en el Café de las Horas

Coplas e historia… el tiempo en el Café de las Horas

 

No pasa el tiempo, el tiempo sucede en El Café de las Horas…

 

Nuevo repertorio… en el escenario perfecto: “Las Coplas y sus días”

 

lolitas

 

El Jueves 2 de octubre queremos mostraros el preestreno de una nueva propuesta… sobre el complejo universo musical que encierran las Coplas…

No habíamos caído en la marmita que encierra el alucinante mundo de las coplas… la intrahistoria de la historia, los por qués y los cómos… otras vidas dentro de esta vida…

La copla encierra todo un lenguaje… habla y a veces grita… dice y a veces susurra…
Denostada, malquerida, amada en silencio, “vociferada”, clandestina… siempre la Copla…
Os esperamos con ella en un maravilloso lugar, engalanado como pocos en Valencia, que bien pudiera parecer uno de aquellos Cafés Conciertos donde naciera la necesidad de ser cantada la copla…

Os vamos a contar nuestra, vuestra historia… Os vamos a “contar” Coplas…

 

cartel coplas café

 

Hemos indagado en sonidos, en historias y leyendas… en penas y quebrantos, en un mundo que se nos hacía extraño por no asomarnos a él…

Cuando te das cuenta que la vida se pinta con música, que las historias de nuestra historia esta acompañadas por una melodía cambiante… por versos que se quedan en la piel… transmitidos de generación en generación… alargando su existencia y dándole otro sentido…

No es que hayamos descubierto la Copla… es que ella nos ha buscado pidiéndonos una nueva versión… y esa es la que queremos presentaros. Queremos ofreceros una música que nació en 1902…

 

Un dato coplero  interesante…:

 

 

migueldemolina

Miguel de Molina, (también) mi coplero favorito, cuenta cómo alrededor de una mesa estaban sentados dos de los mejores artistas de la época: Rafael de León (letrista de las coplas que hacían furor en esos días) y el poeta Federico García Lorca. Y Miguel andaba sentado con ellos como testigo de excepción. Y le daban vueltas al verde, verde, verde como la albahaca. Conforme fue creciendo la velada, se propusieron escribir cada cual su versión del color y las sensaciones que les provocaban. Miguel de Molina casi le arrancó a Rafael de León la promesa de que sería él quien estrenara esa nueva canción.

El resultado fue la copla eterna “Ojos verdes”. La respuesta de Lorca: el poema “Verde que te quiero verde”. Miguel de Molina no estrenó esa canción, pero sí la hizo suya y pasó por ser uno de sus mejores cantantes, porque una buena copla, además, escoge a su intérprete favorito, y no al revés.

http://elmundano.wordpress.com/2009/06/08/un-siglo-de-canciones-20-%E2%80%9Cojos-verdes%E2%80%9D-por-alejandro-martinez/

cartel café de las horas

“La música es un arte que está fuera de los límites de la razón” (Pío Baroja)
recuerdo
(las fotos son de la web de el Café de las Horas… Gracias!!)

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>